Dentro de las opciones que se tiene en suplementación deportiva para lograr mantener la masa magra podemos encontrar al HMB (β-hidroximetilbutirato), el cual es un metabolito de un aminoácido muy importante para la construcción muscular del cuál quizás ya hayas leído algo, la leucina, cuya función más estudiada de este metabolito es evitar la degradación de la proteína muscular, ¿Como lo hace? impidiendo la función de la vía de las ubiquitinas, ya que si esta se activa conlleva a una destrucción de proteínas, activando una ruta metabólica, la proteólisis, que toma como sustrato tristemente al músculo.

Debido a que solamente un 5% de la Leucina se convierte a HMB, cuando hacemos una comparación entre la leucina y el HMB, el segundo resulta ser más un agente anti catabólicBody-05o que constructor de proteínas como es el caso de la leucina, es decir la leucina es per se un agente que promueve el anabolismo, o la creación de nuevo músculo, mientras que HMB evita que se desgaste y se destruya el músculo que hemos construido. Es por eso que en ensayos clínicos el HMB, ha tenido gran éxito en evitar el desgaste muscular, incluso se ha utilizado como agente preventivo en pacientes hospitalizados donde debido al estrés se acelera la pérdida muscular como es el caso de la caquexia, el SIDA, la atrofia debido a un traumatismo y estancias largas en cama.

Hay una variante del HMB, que es el HMB-FA el cual es investigaciones recientes ha sido asociado a una mayor ganancia de fuerza, esto debido en parte a que se absorbe de mejor forma y más rápidamente, incrementando los niveles plasmáticos en mayor cantidad,  lo cual permite una recuperación más rápida después de una rutina de alto volumen de entrenamiento de resistencia e influye en los indicadores para la  formación de nuevas proteínas musculares.

Cuando se combinó con un programa de ejercicios de fuerza bien estructurado, el HMB-FA se observó un aumento significativo en 3 ejercicios básicos como son la sentadilla, el press de banca y el peso muerto, que fueron los parámetros que se evaluaron entre los grupos en los cuales se llevó a cabo el estudio.

Además en ejercicios aeróbicos el HMB ha mostrado que puede aumentar el VO2MAX así como incrementar el tiempo que necesitamos para alcanzarlo, lo cual permite que se retrase la acumulación de lactato sanguíneo y por consiguiente se retrase la fatiga, logrando reducir los niveles de creatina quinasa y lactato deshidrogenasa.

La literatura actual sugiere que la suplementación con HMB-FA en combinación con un modelo de entrenamiento de periodización de frecuencia intensa y ondulante puede resultar en aumentos de masa muscular, hipertrofia muscular, fuerza y potencia.

Además, cuando se tiene un plan de entrenamiento muy pesado o después de una competencia extenuante puede ayudar a que nuestra recuperación sea más fácil y evitar que presentemos algún síntoma de sobre entrenamiento, lo cual nos aporta una ventaja al momento de buscar nuestros objetivos.