El estiramiento puede ser una gran ayuda para tu entrenamiento y rendimiento físico.

Los estudios sobre los beneficios del estiramiento son mixtos, el estiramiento puede ayudar a mejorar tu rango de movimiento articular, que a su vez puede ayudar a mejorar tu rendimiento deportivo y disminuir el riesgo de lesiones. Hay que entender por qué el estiramiento puede ayudar y saber cómo estirar correctamente.

Algunos beneficios son:

  • Mejorar el rendimiento atlético en algunas actividades.
  • Disminuir el riesgo de lesiones basados ​​en la actividad.

El estiramiento puede ayudar a mejorar la flexibilidad, y en consecuencia, el rango de movimiento en las articulaciones. Mejor flexibilidad puede mejorar el rendimiento en actividades físicas o disminuir el riesgo de lesiones, ayudando a que tus articulaciones se muevan a través de su gama completa de movimiento y permita a los músculos trabajar eficazmente. El estiramiento también aumenta el flujo de sangre al músculo.

Elementos esenciales de estiramiento

Antes de sumergirte en el estiramiento, asegúrate de hacerlo de manera segura y efectiva. Puedes estirar en cualquier momento y en cualquier lugar (en tu hogar, en el trabajo o en el parque), pero tienes que estar seguro de usar la técnica apropiada. Estirar incorrectamente puede causarte una lesión.

Estos son los puntos que considero que son importantes:

  • No consideres el estiramiento un calentamiento.
  • Puedes hacerte daño si estiras los músculos fríos. Así que antes de estirar, calienta bien (trotar, remo, bicicleta…) a baja intensidad durante 5 a 10 minutos. Estira cuando los músculos están calientes.

Cuando están estirando, las personas se centran normalmente en los principales grupos musculares como: muslos, caderas, espalda baja, cuello y hombros.

Todos son importantes pero nos olvidamos de muchos, y éstos también tienen una gran importancia para el beneficio de nuestro cuerpo, sobre todo en la movilidad; por ejemplo:

  1. Gemelos y sóleo.shutterstock_291041570_630x344
  2. Tibial posterior.
  3. Aductores cortos de la cadera (mayor, mediano, menor y pectíneo).
  4. Isquiotibiales (la parte posterior del muslo).
  5. Psoas Ilíaco.
  6. Tensor de la fascia lata.
  7. Piriforme.
  8. Erector de la columna.
  9. Cuadrado lumbar.
  10. Pectoral mayor.
  11. Porción superior del trapecio.
  12. Elevador de la escápula.
  13. Esternocleidomastoideo y escaleno.
  14. Flexores del brazo.

Otros puntos importantes a considerar a la hora de realizar un estiramiento son:

  • No rebotar: Estirar progresivamente y con un movimiento suave, el rebote puede provocar alguna lesión, y es algo que un deportista no se puede permitir.
  • No esperar al dolor: Esperar a sentir la tensión mientras se está estirando, no al dolor. Si duele, has ido demasiado lejos. Retrocede hasta el punto en el que no se siente ningún dolor y mantén el estiramiento.
  • Hacer estiramientos específicos para el deporte que practicas: Es importante estirar todos nuestros músculos, pero puede ser más útil para tu desempeño físico, hacer estiramientos adaptados a tu deporte o actividad física diaria.
  • Mantenerse al día con el estiramiento: Los estiramientos pueden llevar mucho tiempo si queremos ver resultados positivos, y con hacerlos dos o tres veces por semana sería suficiente, pero es importante tener constancia. Solo así conseguiremos resultados.
  • Convertirlo en una parte importante del entrenamiento: Si no estiras regularmente, te arriesgas a perder los beneficios que ofrecen los estiramientos, como a aumentar tu rango de movimiento.

Puedes estirar en cualquier momento y en cualquier lugar, sólo tienes que hacerlo con seguridad y eficacia. Conviértelo en parte importante de tu entrenamiento y logra mejores resultados.

Vía, http://www.rxmagazine.co/fitness/detalle/estirar-realmente-funciona