El calentamiento deportivo es esencial cuando vamos a realizar cualquier actividad física o deportiva. Una buena rutina nos puede ayudar a prevenir esguinces, desgarres y torceduras que pueden provocar otras lesiones más fuertes.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Músculo-esqueléticas y de la Piel de Estados Unidos, para evitar una de las lesiones más comunes como la del tobillo es aconsejable realizar un calentamiento adecuado antes del entrenamiento y no realizar actividades para las que el cuerpo no se encuentra preparado.

Se le conoce como calentamiento deportivo a la ejecución de diversos ejercicios involucrando diversos músculos y articulaciones. El objetivo principal es preparar al cuerpo para poder tener un mejor rendimiento físico, pero como ya lo mencionamos, también te ayuda con la prevención de lesiones.

calentamiento deportivo

A través de los ejercicios de calentamiento deportivo, se buscará ir aumentando la temperatura de los músculos mientras se va aumentando gradualmente la intensidad. Así mismo, el calentamiento trae otras ventajas, como favorecer las funciones fisiológicas en general; la motricidad, ayudando a ganar equilibrio y coordinación; beneficia la actividad cardíaca y respiratoria; ayuda al mejor desempeño en la práctica deportiva; y ayuda a prevenir lesiones.

Un calentamiento normalmente tiene una duración que puede ir desde los 5 minutos hasta 50, dependiendo tanto de la actividad física que se realizará, la duración de ésta, la edad de la persona, entre otros aspectos más, pero por lo general se recomienda un promedio de 10 a 15 minutos para rutinas de entrenamiento de entre una hora y una hora y media. Existen distintos tipos de calentamiento:

  • Calentamiento general: Es el calentamiento que se da a una intensidad baja para ir preparando poco a poco tus músculos para realizar una actividad física.
  • Calentamiento específico: Es el que se realiza cuando practicas algún deporte específico, debido a que está enfocado a preparar especialmente las partes de cuerpo que se involucran más con el deporte, además de poder usar otras herramientas para calentar. Un ejemplo de este podrían ser los futbolistas realizando jueguitos de toques de pelota o los basquetbolistas tirando a la canasta comenzando desde zonas cercanas para luego irse alejando.
  • Calentamiento preventivo: Es el que se realiza cuando la persona está en proceso de recuperación de una lesión y puede llegar a complementarse con baños de calor y masajes en la zona lesionada.
  • Calentamiento dinámico: Este tipo de calentamiento combina ejercicios de fuerza, coordinación, equilibrio y flexibilidad, para ir mejorando en esos aspectos.

Muchas personas creen que el calentamiento no es necesario y que es algo que sólo te quita tiempo y energía sin traerle beneficios reales a tu cuerpo, pero no realizar un calentamiento adecuado sí puede tener repercusiones negativas, por lo que nunca se deberá saltar porque es una de las partes más importantes del entrenamiento.