Control de peso, ¿bajó la grasa o el músculo?

Siempre pasa lo mismo, cuando no hay una Nutrición adecuada o el plan de alimentación no es el adecuado para ti. Alguna vez “alguna amistad” le ha pedido la dieta a otra persona porque le funcionó porque bajó de peso, la pregunta es: ¿Ese mismo plan de alimentación será el adecuado para otra persona?. Y de repente te puedes subir a la báscula y observar que si funcionó, y ¿realmente habrás quemado la grasa?.

Tenemos diferentes requerimientos nutricionales, aunque sabemos cuales son los nutrientes básicos para tener un equilibrio en nuestro cuerpo, debemos tener en cuenta que el estilo de vida es distinto aún comparado con la persona con la que convivamos día a día.

Bajar de peso es relativo, ya que puedes tener un peso ideal con un porcentaje de Índice de Masa Muscular adecuado, ó tener un peso ideal con un porcentaje de grasa mayor a 30% cuando el adecuado es entre 18% y 22%. ¿Estas en tu peso ideal?, ¿tu porcentaje de músculo es el adecuado?.

Puedes tener un peso ideal en base a nutrir tu cuerpo y la actividad física; existe la idea de que tienes que dejar de ingerir alimentos para lograr este objetivo, y pensamos que limitándonos lo podremos hacer. La formula es simple, 80% Nutrición y 20% Ejercicio dependiendo cual sea tu objetivo, pero si inicias un plan de alimentación adecuado, diseñado a tus requerimientos, incluyendo la suplementación que si es necesaria, debido a los estilos de vida en la actualidad; esto te puede aportar el 80% que requieres para tener la Nutrición necesaria y el empuje para que puedas incluir en tu estilo de vida el ejercicio. Es verdad que en los alimentos encuentras todos los nutrientes que necesitas, pero ¿quien puede llevar un plan de alimentación al 100%?, en base a mi experiencia tengo años apoyándome en suplementación aun cuando se entregan planes de alimentación completos y adecuados a la persona.

Todo mundo sabe lo que tiene que hacer para tener un peso ideal, pero donde radica el punto clave es en la planificación de tu día a día y la calidad del alimento que entra a tu cuerpo. Por eso no dudes que cualquier cambio que hagas, por mínimo que sea, tendrá un gran impacto en tu vida, puede ser incluso el hecho de que ingieras más agua, y reduzcas carbohidratos que comías en exceso  como los del grupo de cereales, y este simple movimiento hará que en un semana veas grandes resultados, y si a esto le agregas más proteína, ¿que crees que pasará?. Y por esto también te invito a que te acerques a personas profesionales que te den la asesoría adecuada de cómo lo debes hacer.

No lo olvides: 80% Nutrición + 20% Ejercicio.

Por: Benjamin Cruz, Tu Nutriólogo de Cabecera