¡SE UN CAMPEÓN!

¿Quieres alcanzar tus metas de este año, quieres llegar a ser campeón?: come como uno

Empieza el año y todo mundo piensa en cómo bajar de peso rápidamente. Todos empiezan a acercarse a los productos milagrosos, las dietas extremas (dieta de la manzana, de la uva, de la luna, ya ni sé que tantos nombres le ponen), las pastillas para bajar de peso etc.

En este artículo les hablaré sobre cuál es la mejor forma para empezar el año y cuáles son los pasos a seguir para lograr tus objetivos sin tener que recurrir a todo lo “milagroso”, y llevar una vida más equilibrada y saludable.

El mensaje clave detrás de la nutrición y el rendimiento: comer de una manera más estructurada para obtener el mejor provecho de tu cuerpo. Promoviendo un espíritu positivo de tus alimentos y a la vez disfrutando de una vida social, normal y la mejora de cuerpo y mente.

Estamos tan expuestos a tanta información que ya no sabemos por dónde irnos, ni qué creer. Todos se creen expertos en la materia, y la realidad es que debemos dejar que los expertos hagan su trabajo, que nos ayuden con un buen seguimiento para lograr nuestros objetivos y asi no tener que recurrir a opciones desesperadas o incluso llegar a tirar la toalla.

Lo primero que se tienen que preguntar es: ¿qué es lo que quiero lograr realmente?

Aquí están las primeras cuatro etapas que debemos considerar para una mejor comprensión de cómo dar forma a su nutrición para que coincida con sus objetivos:

1) Metas:

Lo primero que tienes que pensar es cuál es tu objetivo o meta. A menudo los pacientes responden lo mismo, quiero subir más masa magra y bajar la grasa corporal, quiero rendir cada vez mejor, mejorar tiempos, ser un ganador, quiero rendir en mi trabajo, concentrarme, tener energía suficiente todo el día. Cada persona es diferente y cada uno requiere un programa de nutrición especializada. Decide primero cuál es tu objetivo realista y qué es lo que estás haciendo tú para lograrlo.

2) Tú mismo:

Cada cuerpo es diferente, debes entender que la fisiología, la genética es muy diferente y eso es lo que determina cómo funciona nuestro metabolismo y el gasto calórico de cada persona. Así que esto siempre tenlo en mente y no todo lo que les funciona a los demás tiene que ser exactamente igual para ti, esto es con algo que yo lucho mucho con mis pacientes, es la parte que a mucha gente le cuesta entender.

3) La actividad del día a día:

Tu entrenamiento tiene que ser planeado, a veces la gente que hace actividad física convencional, así como los deportistas de alto rendimiento, quieren entrenar los 7 días de la semana sin tener recuperación alguna, y esto a la larga les ocasiona un sobre entrenamiento, lo que a su vez también les provoca muchas lesiones y el que no lleguen a sus objetivos deseados. Así que planea bien tus entrenamientos, comprométete con ellos y hazle caso a tu entrenador, no busques los caminos fáciles por hacerte el que sabe todo, para eso existe gente preparada y experta en el tema que te puede ayudar y junto con eso podremos hacerte una dieta que se ajuste totalmente a tus necesidades.

4) Mente y cuerpo:

 Escucha a tu cuerpo, comprende qué es lo que te está pidiendo y en qué momento te lo está pidiendo. Yo siempre les digo a mis pacientes que anoten cada semana lo que van sintiendo en su entrenamiento, en sus competencias para saber lo que en ese momento su cuerpo les está pidiendo, no existe una receta mágica que te diga oye esto es para ti, si tú no escuchas a tu cuerpo.

En conclusión:

Cada persona lleva debajo de su piel un cuerpo y una fisiología con características diferentes. Por lo tanto, tenemos que enfocarnos en qué es lo que estamos buscando lograr realmente, a dónde queremos llegar y qué es lo que vamos hacer realmente para lograrlo. Te invito a comprometerte contigo mismo, acércate a los expertos en cada materia y no olvides que el que tien la última palabra eres tú. Recuerda que todos tenemos fortalezas y debilidades, y nadie más que tú decide qué es lo que quiere.

El siguiente artículo hablaremos de los pasos que debes seguir si quieres llegar a ser un atleta élite.

 

Por: Yoana Sinue Martínez Sandoval, especialista en Nutrición Deportiva.