¿Cómo mantenerte hidratado?

Todos sabemos que tomar agua es importante, pero a la mayoría de las personas les cuesta trabajo mantenerse hidratados, especialmente aquellas personas que son físicamente activas. La consecuencia de estar deshidratado el rápido agotamiento y afectará tu rendimiento en general.
Las bebidas energéticas se han vuelto muy populares en el deporte por su contenido de electrolitos y su supuesta habilidad para maximizar tu potencial durante tu entrenamiento previniendo el agotamiento y otros síntomas derivados de la deshidratación. Pero, ¿de verdad las necesitamos?
A continuación les diremos qué es lo que realmente necesitamos para mantenernos hidratados.

¿Por qué y para qué necesitamos agua?

  • Ayuda a controlar la temperatura corporal.
  • Ayuda a la digestión, desechando residuos de nuestro cuerpo.
  • Ayuda a la función neuronal de nuestro organismo, especialmente en función muscular.
  • Protege órganos y articulaciones.
Entre más porcentaje de masa corporal de agua pierdas, más graves serán los síntomas de deshidratación; pues al estar deshidratados el control de la temperatura disminuye, el ritmo cardíaco sube, el rendimiento muscular y la fuerza disminuye. Todos perdemos fluidos corporales al ejercitarnos, aunque no hagamos actividades físicas intensas, por lo tanto es importante que todos tomemos suficiente agua. Sin embargo, si acostumbras tener largos periodos de entrenamiento todos los días, es un hecho que perderás más fluidos, y como consecuencia te deshidratarás más rápido.

¿Cuánta agua necesitamos?

La cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita, aunque no lo crean, depende de nuestro género y nuestro nivel de actividad física. Algunas investigaciones revelan que lo ideal para mantenernos hidratados es consumir aproximadamente 2.2 litros (9 vasos) en el caso de las mujeres, y 3 litros (12 vasos) en el caso de los hombres.
Puedes tomar algo más que solo agua para llevar un buen nivel de hidratación, pero hay que tener mucho cuidado con las bebidas que ingerimos, pues muchas de ellas incluyen sustancias innecesarias como grandes cantidades de azúcar y/o sal. Los jugos de frutas y verduras son buenos, siempre y cuando sean 100% naturales, y no alguna bebida endulzada con jarabe artificial. Por otro lado, los refrescos deben ser de consumo limitado porque contienen altas cantidades de azúcar y calorías.

Bebidas energéticas e hidratación durante el ejercicio

Hay una cantidad sorprendente de personas que beben bebidas deportivas con hidratos de carbono (llenas de electrolitos), incluso cuando no están haciendo ejercicio.  Todos nos preguntamos, ¿los carbohidratos añadidos en las bebidas deportivas realmente te ayuhidratación mujerdan en algo?,
existen pruebas sólidas de que las bebidas deportivas de este tipo ayudan a reponer carbohidratos perdidos e hidratar a las personas que son físicamente activas, pero sólo bajo ciertas circunstancias.
Si acostumbras hacer ejercicio intenso por más de una hora, o entrenamiento de alta intensidad o te ejercitas en un ambiente caliente durante menos de una hora, entonces las bebidas deportivas pueden ser adecuadas para ti. Si tu actividad física es regularmente moderada, el agua es tu mejor opción ya que cualquier cantidad pequeña de nutrientes perdidos durante la actividad será reemplazada, sin motivo de urgencia.

En conclusión, mantenerte hidratado es muy importante, especialmente cuando estás muy activo en tu vida diaria, ya que la hidratación puede afectar en gran medida la temperatura corporal, el volumen sanguíneo y la digestión, así como tu fuerza, resistencia y coordinación al hacer ejercicio.

¡Hidrátate de manera adecuada y recupera tu fuerza y rendimiento en tu actividad física!