El sobreentrenamiento se le llama al entrenamiento que excede a lo recomendable o lo necesario para tu cuerpo. La principal manera en que puedes detectarlo es debido a que alcanzas un estado de empeoramiento de la capacidad de rendimiento de manera continua o prolongada. Y las consecuencias que puede sufrir tu cuerpo van desde lesiones y debilidad muscular, así como cambios hormonales, alteraciones en el humor, depresión psicológica e incluso problemas nutricionales.

Muchas personas confunden el concepto de entrenar duro con el de sobreentrenamiento. El mayor problema viene cuando están sobreentrenados sin darse cuenta, lo que provoca que entrenen más fuerte porque creen que la baja del rendimiento físico es debido a que no entrenan lo suficiente, cuando en realidad lo que deberían de hacer es disminuir la carga de trabajo. A continuación te daremos algunos tips para poder descubrir si estás sobreentrenando.

sobreentrenamiento contenido

  1. No dejas que tu cuerpo se recupere como debe: Después de un entrenamiento muy intenso, los músculos pueden tardar de 24 hasta 48 horas en repararse. Esto se debe a que estos sufren microtraumas y deben seguir un proceso para repararse, que es el momento en donde el músculo crece. Al no dejarlos descansar adecuadamente, todo este proceso no va a tener éxito.
  2. Te sientes cansado todo el tiempo: Muchas personas creen que es normal tener cansancio y pesadez a lo largo del día debido a los entrenamientos, pero en realidad entrenar te hace sentir con mayor vitalidad y fuerza. Si sientes lo contrario puede significar que estás llevando a tu cuerpo más allá de los límites que tiene en ese momento, así que es mejor que le bajes a la intensidad y vayas aumentando gradualmente la intensidad de tu entrenamiento.
  3. Dolor de articulaciones y lesiones: Tus articulaciones son muy importantes, debido a que son las que te permiten moverte funcionalmente. Si los estímulos que está recibiendo tu cuerpo no son adecuados debido al nivel de intensidad de tus entrenamientos puedes llegar a presentar dolor en las articulaciones, lo que puede llevar a provocar lesiones desde leves hasta más graves.
  4. Estás obsesionado con tu físico: A veces puede ser difícil ser paciente y aceptar que para lograr un cuerpo fuerte y definido se necesita mucho tiempo y esfuerzo, y queremos ver resultados muy rápidos. Esto puede perjudicarte, debido a que puede llevarte a creer que mientras más ejercicio realices más rápido lograrás tus objetivos. Lo importante es que entrenes y dejes que tu cuerpo se vaya adaptando poco a poco a tus entrenamientos y seas paciente con los resultados.
  5. Seguir religiosamente la frase “Si no duele, no sirve”: Esta frase es cierta hasta cierto punto, debido a que al ejercitarte es normal el dolor muscular. Pero debes entrenar con buena técnica y seguridad. El objetivo principal de ejercitarte no es causarte dolor, sino ayudarte a mejorar en tu estado físico, así que si el dolor que sientes es muy intenso o constante es mejor que lo consultes con tu entrenador para que pueda prevenir una lesión.

Si quieres ayudar a tu cuerpo a optimizar su proceso de recuperación y así poder prevenir el sobreentrenamiento, te recomendamos consumir cualquiera de nuestras proteínas Whey Ner, nuestros BCAAs. ¡Recuerda que en MDN Sports estamos para cuidarte!